Durango y Tamaulipas… a propósito de la iniciativa para proteger la “familia natural”.

001 DIANA Y ROSA ISELA - Acuse 002 (2)

Cuando iniciamos el proyecto Matrimonio Igualitario México no pensamos el eco que la estrategia tendría en todo el país, a poco más de tres años la jurisprudencia de la Primera Sala y las reiteradas decisiones del Pleno de la Suprema Corte han dejado claro el mensaje sobre matrimonios del mismo sexo: El marco constitucional no consciente ningún tipo de discriminación por orientación sexual.

Además de los beneficios tangibles para las parejas del mismo sexo que ahora pueden acceder al matrimonio en cualquier parte del país, aunque haya que tramitar un amparo, el resultado también ha sido un despertar del letargo en el que por mucho tiempo se mantuvo empolvada nuestra ciudadanía, esa que nos hace no callar e ir en busca del derecho sin esperar a que alguien nos haga el favor de voltear a vernos a cambio de un voto.

Antes de 2012 parecía que tardaríamos varias décadas en que el matrimonio igualitario se extendiera a todo el país; hoy hemos descubierto que nuestra decisión puede más que cualquier intento de mantener la opresión.

Hace unos días se iba a debatir la iniciativa para modificar la definición de matrimonio en la legislación de Durango, el asunto fue retirado de la orden del día. Contra los pronósticos, la sociedad civil no guardó silencio y se apropio del espacio en el Congreso para recordarles a los diputados y diputadas lo que es la democracia, algo que lamentablemente las legislaturas locales parecen olvidar cada vez más.

En estos tiempos bajo ninguna circunstancia se puede pensar, a riesgo de sentirnos en los tiempos dictatoriales, que la democracia es obedecer ciegamente a punto de vista mayoritario; hemos avanzado descubriendo que al lado de las voces que toman su fuerza en las “mayorías”; hay otros reclamos que se nutren no del número de simpatizantes sino de la racionalidad de sus argumentos, el matrimonio igualitario es de éstas.

Me dio mucho gusto ver las voces con banderas de arcoiris tomando la tribuna del Congreso, es una clara señal de que nos hemos apropiado de la idea de que nuestros derechos no están sujetos a negociación y que es necesario evidenciar esos espacios en donde aún se pretende tratarnos como personas con derechos incompletos.

La batalla de los antiderechos está perdida, tarde o temprano tendrán que darse cuenta y entonces las legislaturas deberán pensar cómo quieren aparecer frente a quienes pagamos los impuestos que les permiten estar donde están, ganando lo que ganan.

El día de hoy, Matrimonio Igualitario México en su sección Tamaulipas ha dado un paso decisivo en la búsqueda por el reconocimiento de este derecho, se han presentado cuatro amparos más con miras a generar los precedentes que se requieren para buscar la anulación de las leyes que, a pesar de las decisiones de la Corte, siguen refiriéndose al matrimonio como una institución accesible sólo a parejas heterosexuales.

Así, con este tipo de estrategias no habrá forma alguna que la pseudo-democracia que prevalece en el Congreso detenga la exigencia de derechos. La ciudadanía, con este tipo de estrategias toma la iniciativa y pone en tela de juicio la legitimidad de un poder que más allá de preocuparse por los derechos humanos busca agradar a cúpulas regresivas que con base en su reducida visión del mundo piensan que tienen más derechos que nosotros y nostras.

La iniciativa presentada para incluir una definición de matrimonio en la Constitución Federal para que únicamente reconozca a las uniones celebradas entre un hombre y una mujer representa también un gran reto para la justicia constitucional mexicana que hasta ahora se ha negado a revisar la constitucionalidad de reformas a la Constitución.

Los tiempos cambian, y la justicia constitucional debe dar respuesta a reclamos cada vez más complejos, la Corte debe encargarse de recordar a estos grupos que la sin-razón no se vuelve razón sólo por incluirse en la Constitución.

Tan ridículo sería dar marcha atrás con todo lo avanzado en tema de matrimonio igualitario como imaginar que a estas alturas pudiera pensarse que así, sin más, con una iniciativa aprobada por mayorías pudiera quitar de la Constitución el derecho de las mujeres al voto.

La iniciativa es ridícula en sí misma, pero ojalá pasara paraterminar de evidenciar a México como un país con una democracia cada vez más deficiente, quisiera ver qué es lo que la Corte respondería ante semejante ataque al marco constitucional y convencional de derechos humanos. Porque claro está, no estamos dispuestos ni dispuestas a ceder ni un paso.

Las deficiencias del propio sistema de justicia constitucional no se disfrazan, se ponen en evidencia para demostrar lo mucho que nos falta por avanzar.

Hoy la Suprema Corte no puede seguir siendo la misma institución que crea que el Constituyente Permanente puede hacer lo que quiera con nuestros derechos…

Me despido con un mensaje de Mercurios Espinoza, representante en Tamaulipas de Matrimonio Igualitario México:

Aunque en últimas fechas se ha publicado mucho sobre los avances que ha tenido la Comunidad LGBTTTI, en la lucha por el respeto de sus derechos, reconocemos que aún hay mucho por hacer. Basta recordar que hasta principios de 2014 en Tamaulipas no se hablaba de Matrimonio Igualitario.

Pero al día de hoy con la presentación de nuevos amparos, interpuestos a través de “Matrimonio Igualitario México”, reafirmamos que dichos avances han sido gracias a una lucha 100% ciudadana, que no nos quedaremos cruzados de brazos y que nunca hemos estado a la expectativa de lo que hagan o dejen de hacer Diputados Locales, Gobernador o partidos políticos.

Algunos dan por sentado que a partir de que logramos la realización de los primeros matrimonios, entre personas del mismo sexo, en Tamaulipas los derechos de las personas LGBTTTI son plenamente respetadas, pero basta con observar un poco y notar que muchas aún viven con el miedo a perder su trabajo si sus patrones averiguan su orientación sexual; otras tantas evitan mostrar su afecto en lugares públicos ante el temor de una agresión; adolescentes han sido expulsados del hogar o rechazados por sus propios padres ante el descubrimiento de sus preferencias sexuales, ocasionando con esto que no puedan desarrollar todo su potencial para defenderse en la vida; menores de edad no pueden ejercer su derecho a la salud o educación por tener padres homosexuales o madres lesbianas; abuelos han secuestrado bebés de los brazos de su madre cuando se enteran que ésta es lesbiana; algunas ante el temor de burla o miradas indiscretas temen vestir durante el día prendas diferentes al género con que nacieron; además existen casos de personas asesinadas o víctimas de desaparición forzada que fueron catalogados de manera inmediata como “crímenes pasionales” y nunca investigados.

La presentación de cada amparo representa para mí: un paso más en hacía el país que todos deseamos, la eliminación de las injusticias mencionadas, así como la obtención de una Comunidad LGBTTTI más fuerte, unida y respetada en sus derechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s