Yudit del Rincón, crónica de una homofobia anunciada.

IMG_9838

Este fin de semana gracias a la invitación del Instituto Sinaloense de las Mujeres tuve la oportunidad de participar en un diplomado sobre diversidad sexual. Aprovechando mi estancia fui invitado a una reunión con diversos diputadas y diputados del Congreso del Estado de Sinaloa para exponer los avances a nivel nacional en torno al matrimonio igualitario en el marco de las diversas iniciativas que sobre este tema están pendientes de dictamen.

En el encuentro estuvo presente la diputada Yudit del Rincón Castro, presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia, que sentada a mi lado derecho trató de fingir interés en la exposición.

El evento duró cerca de una hora y se llevó a cabo en un ambiente de cordialidad como supongo deben ser este tipo de encuentros en donde al invitado se le escucha aunque el tema que se exponga les resulte por demás intrascendente.

Al final del encuentro hubo un espacio para dudas y comentarios, la mayoría de los diputados y diputadas se mostraron de acuerdo con la necesidad de hacer una reforma; si en esa reunión se hubiera votado alguna propuesta no me quedaba duda de que se hubiera aprobado favorablemente. Habrá que esperar para ver si ese discurso se materializa en la reforma que se requiere.

Yudit del Rincón guardó especial silencio al momento de los comentarios, quizá su extracción panista la obligó a ser políticamente correcta para, al menos, no pronunciarse en contra, lo cual a esas alturas ya era bastante.

En principio quedé satisfecho de haber podido llevar el mensaje a quienes tiene la tarea de hacer la reforma que se requieren para que las parejas del mismo sexo se puedan casar sin la necesidad de un amparo. Quienes me conocen saben que no tengo especial afecto a estas reuniones o espacios y por lo tanto, cuando se dan, llego sin mayores expectativas pues si hubiera la voluntad política de avanzar los cambios se hubieran hecho desde hace mucho.

Para mi sorpresa, ayer se publicó una nota en la que señala que Yudit del Rincón, al terminar la reunión, ya en privado, declaró que el matrimonio igualitario es “un tema de minorías, por lo que las mayorías no están obligadas a asumir situaciones sólo porque lo pidan”. Además agregó:

“nosotros nos negamos a reconocerlo como matrimonio porque le estás abriendo el paso a la adopción y no estamos de acuerdo porque, digan lo que digan, las parejas homosexuales forman y crían a sus hijos como homosexuales.”

Mi primera reacción al leer esas líneas fue de molestia, no entendía cómo la Presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia podía hacer alarde de su ignorancia con semejante declaración, sobre todo justo después de haber escuchado el cúmulo de argumentos que la Corte ha desarrollado para demostrar que prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo resulta discriminatorio.

Me sorprendió también que habiendo una buena posibilidad de haber entablado un diálogo durante la reunión, prefirió guardar silencio para salir a vomitar su homofobia donde ya no había ninguna posibilidad de cuestionarla o evidenciar su ignorancia.

Después comprendí que esta acción no fue más que un acto de cobardía que define muy bien la postura de la oposición en este tema: cerrar toda posibilidad de comunicación para sustentar su argumento en discursos baratos que no soportan el menor rigor de análisis.

Con calma pude darme cuenta que el tono de sus declaraciones únicamente dejan claras dos cosas: primera, su miedo a debatir sobre un tema en el que sabe que tiene la batalla perdida; segunda, que siendo Presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia, ignora cómo debe funcionar la democracia. Así, la diputada presidenta no sabe que ser congresista no le da licencia para violar derechos humanos.

Lo lamento mucho por los y las habitantes de Sinaloa que tienen como Presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia a alguien que curiosamente no sabe nada de género ni de discriminación ni mucho menos de familia, a alguien que presume su lucha a favor de las mujeres pero al mismo tiempo sostiene sin el mayor pudor un discurso homofóbico. El chiste se cuenta solo.

Este tipo de declaraciones también permiten hacer una evaluación de lo pobre de la democracia que se vive en Sinaloa, ni el Congreso ni el Gobernador tienen el menor interés de adecuar sus leyes a los estándares de derechos humanos, una actitud peligrosa que debilita aún más las ya de por sí debilitadas instituciones. Dos sentencias de la Suprema Corte no han bastado para mover un solo dedo a favor de los derechos humanos.

¿Por qué la ciudadanía tendría algún interés por participar en un proceso electoral?, si por donde se le mire el Congreso va a terminar haciendo lo que quiere con base en sus prejuicios y no en los que dictan la Constitución y los tratados internacionales.

El juicio de amparo debe ser un mecanismo que por excepción repare las violaciones a derechos humanos, pero con actitudes tan antidemocráticas como la de Yudit del Rincón la excepción se vuelve regla y la ciudadanía hace del amparo su principal herramienta para hacer frente a la amenaza en la que se convierte el Congreso.

Es una lástima ver estas declaraciones pero uno termina por entender que al final la única opción que les queda a los prejuicios acorralados es salir a decir la primera estupidez que se les venga a la mente con tal de tener algo que decir para tratar de justificar su machismo, su homofobia, su prejuicios. Afortunadamente esas voces cada vez son las menos y aún en el Congreso hay quienes se encargan de encarar las deficiencias de la legislatura.

Mi frustración primaria se disipó ante la extraordinaria experiencia al trabajar el tema durante el diplomado; en este espacio tuvimos la oportunidad de reflexionar y descubrir que en estos tiempos y con personas como Yudit del Rincón en el Congreso, la democracia ha dejado de estar en los curules, a través del juicio de amparo la hemos hecho volver a donde pertenece: a la ciudadanía misma.

Con Yudit del Rincón a la cabeza de la Comisión de Equidad, Género y Familia nada bueno se puede esperar del Congreso; afortunadamente, y como lo referimos en el diplomado, llegaremos al objetivo a pesar de sus berrinches.

A través de estas líneas la reto a debatir públicamente sobre el tema… si alguien que esté leyendo esto la conoce, que le avise a ver si tiene la valentía de defender en público sus declaraciones.

Anuncios

  1. Hernandez

    A donde vamos a parar con esta clase de personas.. es un acto de cobardía de su parte al no argumentar sobre el tema en la reunión. Tal vez porque se dio cuenta que no esta a la altura de comprender, analizar y reflexionar sobre un tema de gran importancia como lo están los demás. Tampoco no tiene ni la menor idea de lo que es la democracia y no sabe respetar los derechos humanos… ella como presidenta debe de saber que su prejuicio debe de hacerlo a un lado y respetar, pero sobre todo pensar antes de hablar cualquier cosa que atente contra la dignidad de las personas.

  2. el nene lindo

    En su declaracion cuando dice “nosotros nos negamos a reconocerlo….” Se refiere a todos los politicos PANistas?? Ya vienen las elecciones y no creo que el partido necesite gente como yudit o mariana gomez del campo, otra homofobica del closet.

  3. Martín JUAREZ

    Lamentable la actitud de la diputada. Pero al final como lo señala queda la vía del amparo. Sólo le digo que esa señora no pasa un examen sicometrico suficiente para un adecuado desempeñó. Quienes la hemos visto en su actividad administrativa y política conocemos su problema de esquizofrenia. Lamentable

  4. Margarita Rodriguez Astengo

    La pobreza intelectual no tiene mayores comentarios. Gracias maestro por su valentía y excelente trabajo el el Diplomado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s